Risotto. Las recetas

Cómo hacer el perfecto risotto

Risotto de gambas

El arroz es un ingrediente que podemos combinarlo con muchos otros, siendo uno de los más versátiles que podemos encontrar en cualquier recetario.

Una de las elaboraciones más conocidas del mundo que podemos hacer es el risotto y en esta entrada queremos daros la receta del risotto con gambas, un plato muy nutritivo y no demasiado caro.

Risotto de gambas

Para su elaboración necesitaréis los siguientes ingredientes:

  • 350 gramos de arroz de grano redondo.
  • 250 gramos de gambas.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 litro de caldo de pescado.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • Un vaso pequeño de vino blanco para cocinar.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal (al gusto)
  • 100 gramos de queso parmesano rallado.

Modo de elaboración

Las gambas podemos utilizarlas congeladas para ahorrarnos el trabajo de tener que pelarlas, pero lo que sí tenemos que quitarles es el intestino.

Las descongelaremos y con la punta de un cuchillo afilado las abriremos un poco y lo retiraremos sin problema, las lavaremos y reservaremos.

Mientras en un fuego calentamos el caldo de pescado, picaremos bien menuda la cebolla y los ajos. Calentaremos una cazuela con un fondo de aceite de oliva y añadiremos la cebolla y el ajo para que se doren.

Cuando estén listas añadiremos las gambas y dejamos que se frían un poco por ambos lados.

Tras un par de minutos añadiremos el arroz para que se haga un poco, pero hay que removerlo continuamente para que no se pegue. Después añadiremos el vino blanco y dejaremos que se consuma y luego agregaremos el caldo de pescado caliente, para evitar que la cocción del arroz se frene.

Echaremos un par de vasos y dejaremos que el arroz los absorba y volveremos a añadir otros dos y repetiremos la operación hasta que lo terminemos.



Una vez haya absorbido el caldo el arroz, probaremos cómo está de sal y rectificaremos si es necesario. Añadiremos la mantequilla y el queso parmesano, removiendo con una cuchara de madera suavemente para no romper el arroz o las gambas. Cuando consigamos una textura cremosa ya podremos servirlo y comerlo.

Consejos

Para que tenga un mejor sabor, recomendamos que el caldo sea natural y en su defecto utilizaremos uno envasado pero de la máxima calidad, con lo que obtendremos los mejores resultados.

En cuanto al arroz, siempre debe ser de grano redondo y que tenga mucho almidón, evitando siempre utilizar arroz largo, integral o el vaporizado.