Risotto. Las recetas

Cómo hacer el perfecto risotto

Risotto vegano

Un plato vegano, vegetariano y apto para celiacos. Hasta tiene su queso parmesano, tan característico en los risottos, eso si, vegano.

La textura de este plato es muy cremosa y tiene un sabor delicioso. El arroz absorbe todo el líquido, primero el vino blanco y luego el caldo vegetal, además las setas y el puerro le aportan mucha textura. Lo mejor es utilizar un arroz arborio, que es la mejor variedad para el risotto.

Risotto vegano

Es un plato que solo tiene 8 ingredientes y sólo se tarda 30 minutos en hacer.

Ingredientes para 4 personas:

  • 850-950 ml de caldo vegetal, calentado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva, dividido
  • 225 gr de setas crimini, limpias y en láminas
  • Sal y pimienta negra a gusto
  • 960 gr de puerros (la parte blanca) laminados
  • 185 gr de arroz arborio
  • 60 ml de vino blanco
  • 1 cucharada de mantequilla vegana
  • 20 gr de queso parmesano vegano (rawmesan)
  • Unas hojas de perejil fresco picado para decorar

Procedimiento:

En una olla pequeña, calentamos el caldo de verduras a fuego medio. Una vez que llegue a ebullición, reducimos la temperatura para que no se evapore pero mantenga el calor.

Por otro lado, calentamos una sartén grande a fuego medio. Agregamos una cucharada de aceite de oliva y las setas. Sazonamos con sal y pimienta negra y lo salteamos hasta que estén ligeramente dorados, unos 3-4 minutos, sin olvidarnos de revolver frecuentemente.

Retiramos las setas a un plato y, en la misma olla, añadimos la otra cucharada de aceite y los puerros, bien lavados y laminados. Los salteamos durante un par de minutos, o hasta que estén blandos y ligeramente dorados.

Agregamos el arroz y lo revolvemos todo durante 1 minuto. vertemos el vino blanco y revolvemos suavemente. Dejamos que cueza suavemente durante 1-2 minutos, o hasta que el líquido se absorba.

Usando un cucharón, vertemos 120 ml del caldo de verduras caliente al arroz, sin parar de revolver. El calor debe ser medio, ya que queremos que la mezcla se cocine pero que no llegue a hervir, o el arroz quedará gomoso si se cocina demasiado rápido.

Continuamos añadiendo el caldo de verduras y revolviéndolo hasta que el arroz esté al dente, cocido, pero todavía crujiente al morderlo. Más o menos tardaremos unos 20-30 minutos.

Una vez que el arroz está al dente, lo retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla vegana (opcional), el queso parmesano vegano y la mayoría de las setas cocinadas que tenemos reservadas.

Revolvemos todo, probamos y ajustamos el sabor si es necesario. Para servir, cubrimos el risotto con el resto de las setas y espolvoreamos más queso parmesano vegano y una pizca de perejil.

Un postre muy apropiado para después del risotto es una mus de limón super refrescante.