recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto al pomodoro

Descubre el sabor delicioso y cremoso del risotto al pomodoro en esta receta fácil de preparar. Con ingredientes frescos y una elaboración sencilla, esta receta te sorprenderá y será un éxito en tu mesa!

Ingredientes necesarios

Para elaborar un risotto al pomodoro para cuatro personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Arroz arborio - 320 g. Este tipo de arroz es perfecto para risottos ya que absorbe bien los líquidos y queda cremoso.
  • Cebolla - 1 unidad pequeña. Pícala finamente para que se poche bien y suelte todo su sabor.
  • Ajo - 2 dientes. El ajo le da un toque de sabor increíble al risotto, pero no te pases o eclipsará al resto de ingredientes.
  • Tomates triturados - 400 g. Puedes usar tomates naturales triturados o tomate frito, lo que prefieras. Yo prefiero los naturales porque le dan un sabor más fresco.
  • Vino blanco - 100 ml. El vino blanco le da un toque de acidez al risotto que combina perfectamente con el tomate. Si no quieres usar vino, puedes sustituirlo por caldo de verduras.
  • Caldo de verduras - 1 litro. El caldo de verduras le da sabor al arroz y lo mantiene húmedo durante la cocción. Asegúrate de tener caldo caliente a mano para ir añadiéndolo poco a poco.
  • Parmesano rallado - 50 g. El queso parmesano le da un sabor intenso y cremoso al risotto. Rállalo tú mismo para que esté más fresco y se derrita mejor.
  • Mantequilla - 30 g. La mantequilla le da un toque de cremosidad extra al risotto. Añádela al final de la cocción para que se derrita y se integre bien.
  • Sal y pimienta - al gusto. Sazona el risotto al gusto, pero ten cuidado con la sal ya que el queso parmesano ya es salado.
  • Albahaca - unas hojas frescas. La albahaca le da un toque de frescura y aroma al risotto. Pícala finamente y añádela al final de la cocción.
Risotto al pomodoro

Preparación del sofrito

¡Comencemos con el corazón de nuestro risotto al pomodoro! El sofrito es la base de sabores que le dará a nuestro plato ese toque italiano inconfundible.

Empezamos picando y pochando una cebolla pequeña. Recuerdo cuando mi abuela me enseñaba a cocinar, siempre decía que la cebolla debía quedar transparente pero sin quemarse. ¡Así suelta todo su sabor y dulzura natural!

Una vez que la cebolla esté lista, añadimos dos dientes de ajo finamente picados. El ajo le da un toque de sabor increíble a nuestro sofrito, pero ten cuidado de no pasarte, ya que no queremos que eclipsa el resto de ingredientes.

Por último, incorporamos los tomates triturados. Yo prefiero usar tomates naturales triturados porque le dan un sabor más fresco y auténtico a nuestro risotto. ¡Pero si lo prefieres, puedes usar tomate frito sin problemas!

Cocción del arroz

¡Ahora llegamos a la parte más importante del risotto al pomodoro! La cocción del arroz es clave para conseguir una textura cremosa y suave.

Sigue estos pasos para cocinar el arroz a la perfección:

  • Tuesta el arroz arborio en una sartén grande o cazuela a fuego medio durante 2 minutos, removiendo constantemente para que se impregne bien de la salsa de tomate.
  • Vierte el vino blanco y deja que se evapore por completo.
  • Calienta el caldo de verduras en una olla separada y mantén a fuego bajo.
  • Añade el caldo de verduras al arroz, poco a poco, y cocina a fuego medio, removiendo constantemente. Espera a que el arroz absorba el caldo antes de añadir más.
  • Continúa añadiendo caldo y cocinando hasta que el arroz esté al dente, aproximadamente 18-20 minutos en total.

Recuerda, la clave para un risotto perfecto es la paciencia y el constante movimiento del arroz. ¡No te desanimes si al principio parece que no está espesando!

Por cierto, cuando era pequeña, mi abuela me enseñó a cocinar risotto y siempre me decía: "El risotto se hace con cariño y paciencia, así que no te apures y disfruta del proceso".

Risotto al pomodoro

Finalización y emplatado

¡Ahora llega la parte más emocionante del risotto al pomodoro! En este paso, vamos a darle el toque final a nuestra deliciosa creación.

Primero, retiramos el risotto del fuego y añadimos el parmesano rallado y la mantequilla. Mezclamos bien hasta que el queso y la mantequilla se hayan derretido y el risotto tenga una textura cremosa y suave.

A continuación, sazonamos con sal y pimienta al gusto. Recuerda que el parmesano ya tiene sal, así que no te pases con la sal.

Por último, añadimos unas hojas de albahaca fresca picada para darle un toque de frescura y color.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro risotto al pomodoro listo para servir.

Mi recomendación personal es servirlo inmediatamente después de prepararlo, ya que el risotto tiende a endurecerse al enfriarse. Además, ¡es mejor caliente!

Puedes servirlo en platos hondos y acompañarlo con un poco de pan fresco para mojar en el delicioso caldo.

Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes espolvorear un poco más de parmesano rallado por encima antes de servirlo.

Receta

Risotto al pomodoro

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un clásico de la cocina italiana que te enamorará con su cremosidad y sabor a tomate.

Ingredientes

  • 320 g de arroz arborio
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 400 g de tomate triturado
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 100 g de parmesano rallado
  • 50 g de mantequilla sin sal
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Unas hojas de albahaca fresca para decorar

Instrucciones paso a paso

  • Pica finamente la cebolla y los dientes de ajo y pocha en una sartén con un chorrito de aceite de oliva a fuego medio hasta que estén transparentes.
  • Agrega el tomate triturado y cocina durante 5 minutos para que se concentre el sabor.
  • Incorpora el arroz y tuéstalo durante 1-2 minutos, removiendo constantemente para que se impregne bien del sofrito.
  • Desglasa con el vino blanco y deja que se evapore por completo.
  • Añade el caldo de verduras caliente poco a poco, esperando a que el arroz lo absorba antes de agregar más. Este proceso llevará aproximadamente 18-20 minutos.
  • Cuando el arroz esté al dente, retira la sartén del fuego y añade el parmesano rallado y la mantequilla sin sal. Mezcla bien hasta obtener una textura cremosa.
  • Sazona con sal y pimienta negra al gusto y decora con hojas de albahaca fresca antes de servir.

Notas:

  • El secreto de un buen risotto está en la calidad del arroz y en añadir el caldo poco a poco para que el grano quede suelto y cremoso.
  • Si no tienes caldo de verduras, puedes usar caldo de pollo o incluso agua, aunque el sabor final será menos intenso.
  • Para una versión más ligera, puedes sustituir la mantequilla por aceite de oliva y reducir la cantidad de queso parmesano.