recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto de calabaza y pollo

Este risotto de calabaza y pollo es una delicia cremosa y sabrosa. Con su combinación única de ingredientes y su textura suave y sedosa, este risotto te sorprenderá con su sabor irresistible.

Ingredientes necesarios

Para elaborar este delicioso risotto de calabaza y pollo, necesitarás reunir unos cuantos ingredientes clave.

Empezamos por el arroz para risotto, ¡mi favorito es el arborio! Personalmente, creo que es el que mejor absorbe el caldo y le da la textura cremosa que buscamos en un risotto. 

También necesitarás calabaza, yo prefiero la butternut por su sabor dulce y textura suave. Si no encuentras butternut, puedes usar cualquier otra variedad de calabaza que tengas a mano.

No te olvides de las pechugas de pollo, que le dan un toque de proteína a este plato. Yo suelo usar pechugas deshuesadas y sin piel para que sea más sano.

Por supuesto, no podemos olvidarnos del caldo de pollo, que le da el sabor y la cremosidad que tanto nos gusta. Si no tienes caldo de pollo a mano, puedes usar caldo de verduras o incluso agua, pero el sabor no será el mismo.

Para terminar, unas especias sencillas como sal, pimienta y un toque de nuez moscada. La nuez moscada le da un toque especial a este plato, así que no te la saltes.

Risotto de calabaza y pollo

Preparación del risotto de calabaza y pollo

¡Vamos a cocinar juntos un delicioso risotto de calabaza y pollo! Sigue estos sencillos pasos para conseguir un plato cremoso y lleno de sabor.

  1. Selección y corte de la calabaza: Elige una calabaza de tamaño mediano y cortala en dados de aproximadamente 1 cm. Recuerda que la calabaza aporta dulzor y cremosidad a nuestro risotto, ¡así que elige una de buena calidad! Si no tienes calabaza, también puedes utilizar boniato o zapallo.

  2. Cocción y dorado del pollo: Corta la pechuga de pollo en tiras y sella en una sartén con un poco de aceite de oliva. No lo cocines completamente, ya que terminará de hacerse durante la cocción del risotto. Si prefieres, puedes sustituir el pollo por gambas o setas.

  3. Elaboración del sofrito base y tostado del arroz: En la misma sartén, agrega la cebolla picada y sofríela hasta que esté transparente. A continuación, añade el arroz y tueste durante unos minutos, hasta que los granos estén translúcidos. Este paso es clave para conseguir un risotto con textura perfecta. ¡No te saltes este paso!

  4. Añadir el caldo y la calabaza paso a paso: Ve incorporando el caldo poco a poco y remueve constantemente para que el arroz vaya soltando el almidón y adquiera cremosidad. A mitad de cocción, añade la calabaza y sigue removiendo. ¡Verás cómo el risotto va cogiendo color y sabor!

  5. Consejos para lograr la cremosidad perfecta: Al final de la cocción, prueba el risotto y rectifica de sal si es necesario. Si quieres darle un toque extra de cremosidad, añade un poco de queso parmesano rallado o mantequilla. También puedes espolvorear un poco de perejil picado por encima para darle un toque de frescura. ¡Buen provecho!

Risotto de calabaza y pollo

Receta

Risotto de calabaza y pollo

Tiempo de preparación: 45 minutos

Un risotto cremoso y delicioso con el toque perfecto de calabaza y pollo.

Ingredientes

  • 350 g de arroz arborio
  • 500 g de calabaza butternut
  • 2 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 cebolla mediana finamente picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • Una pizca de nuez moscada

Instrucciones paso a paso

  • Empieza preparando la calabaza: pela, deseca y corta en dados pequeños. Reserva.
  • En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y saltea el pollo hasta que esté dorado y cocido. Retíralo de la sartén y reserva.
  • En la misma sartén, agrega un poco más de aceite y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes.
  • Añade el arroz y tuesta durante 1-2 minutos, removiendo constantemente.
  • Incorpora la calabaza y cocina durante 3-4 minutos más.
  • Ve añadiendo el caldo de pollo poco a poco, sin dejar de remover, y deja que el arroz lo absorba antes de añadir más.
  • Cuando el arroz esté casi listo (al dente), incorpora el pollo reservado, la mantequilla y el parmesano.
  • Sazona con sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto.
  • Deja reposar el risotto durante 2-3 minutos antes de servir para que adquiera la textura perfecta.