recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto de queso: receta fácil de hacer

Este delicioso risotto de queso es una receta fácil de hacer, perfecta para aquellos que buscan un plato cremoso y lleno de sabor. Con sus principales ingredientes, arroz para risotto y una variada selección de quesos, esta receta te sorprenderá por su textura suave y su exquisito sabor.

¡No te pierdas la oportunidad de probar este risotto de queso en tu próxima cena!

Ingredientes necesarios

Para preparar este delicioso risotto de queso, necesitarás reunir los siguientes ingredientes:

  • Arroz para risotto - Yo siempre utilizo arroz arborio o carnaroli, ya que son los que mejor absorben los sabores y quedan más cremosos. Si tienes prisa, puedes usar arroz precocido, pero el resultado no será el mismo.
  • Queso - Mi combinación favorita es queso parmesano rallado con queso gorgonzola o azul. El parmesano le da un sabor intenso, mientras que el gorgonzola o azul le aporta cremosidad. Si no te gusta el queso azul, puedes sustituirlo por queso brie o camembert.
  • Caldo de pollo - Prefiero prepararlo casero, ya que le da un sabor más profundo al risotto. Pero si estás corto de tiempo, no dudes en utilizar caldo en cubos.
  • Mantequilla - Es imprescindible para dar cremosidad y sabor al risotto. Si quieres reducir las calorías, puedes usar aceite de oliva en su lugar, aunque el sabor será ligeramente diferente.
  • Cebolla - Sofríela en mantequilla hasta que esté transparente para añadir un toque de sabor adicional al risotto.
  • Vino blanco - Es opcional, pero ayuda a desglasar la sartén y aporta un sabor único. Si no quieres utilizar vino, puedes sustituirlo por caldo de pollo o agua.
  • Sal y pimienta - Sazona al gusto, pero ten cuidado con la sal, ya que el queso y el caldo ya aportan sabor.
  • Perejil fresco - Utilízalo como guarnición para dar un toque de color y frescura al plato.
Risotto de queso: receta fácil de hacer

Preparación del risotto de queso

¡Vamos a preparar un delicioso risotto de queso! Sigue estos pasos y te aseguro que quedará perfecto.

  1. Lo primero que necesitas hacer es seleccionar el arroz adecuado. Yo siempre utilizo arroz arborio, ya que es el que mejor absorbe los sabores y queda más cremoso. Una vez que tengas el arroz, tóstalo en una sartén con un poco de mantequilla hasta que esté ligeramente dorado. Esto le dará un sabor tostado y nutritivo al arroz.
  2. Mientras tanto, prepara el caldo de pollo. Puedes utilizar caldo en cubos o hacerlo tú mismo. Lo importante es que esté bien caliente y sabroso. Añade el caldo a la sartén con el arroz tostado y remuévelo constantemente. Verás cómo el arroz va absorbiendo el caldo poco a poco.
  3. Ahora viene la parte más importante para lograr la cremosidad perfecta. Mi truco es añadir una cucharada de mantequilla y una cucharada de queso parmesano rallado al arroz. Remuévelo bien hasta que se fundan y quede una textura suave y cremosa. Si lo prefieres, puedes sustituir el queso parmesano por queso pecorino o queso grana padano.
  4. Por último, añade el queso gorgonzola o azul y remuévelo suavemente hasta que se funda por completo. Ajusta el sazón con sal y pimienta negra al gusto. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir un poco de perejil fresco picado antes de servir.

¡Y listo! Ya tienes un delicioso risotto de queso que seguro impresionará a tus invitados. Si quieres variar un poco la receta, puedes añadir verduras como champiñones o espinacas. También puedes sustituir el queso gorgonzola por queso brie o camembert para un sabor más suave.

Risotto de queso: receta fácil de hacer

Trucos y consejos

Estoy segura de que estos trucos y consejos te ayudarán a preparar el mejor risotto de queso de tu vida.

  • Elección del queso para un sabor óptimo: Personalmente, me encanta usar una combinación de quesos para darle un sabor más complejo al risotto. Mi combinación favorita es queso parmesano y gorgonzola, pero ¡siéntete libre de experimentar con tus quesos favoritos!
  • El punto exacto de cocción del arroz: Para conseguir un risotto perfecto, el arroz debe estar cocido al dente. Esto significa que debe estar tierno por fuera pero con un ligero punto crujiente en el centro. Recuerda remover constantemente para evitar que el arroz se pegue a la sartén.
  • Variantes del risotto para sorprender: A veces me gusta añadir verduras o carnes a mi risotto para darle un toque diferente. Por ejemplo, puedes probar a añadir champiñones, espinacas o pollo asado. ¡El cielo es el límite!

Receta

Risotto de queso

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un risotto cremoso y delicioso que hará las delicias de los amantes del queso.

Ingredientes

  • 300 g de arroz arborio
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • 150 g de queso gorgonzola o queso azul
  • 1 vasito de vino blanco
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar

Instrucciones paso a paso

  • Empieza calentando el caldo de pollo en una olla a fuego medio y mantenlo caliente durante toda la preparación.
  • En una sartén grande, derrite la mitad de la mantequilla y sofríe la cebolla finamente picada hasta que esté transparente.
  • Añade el arroz arborio y tuesta durante 1-2 minutos, removiendo constantemente para que se impregne bien de la mantequilla.
  • Vierte el vino blanco y deja que se evapore por completo, removiendo suavemente.
  • Agrega un cucharón de caldo caliente al arroz y remueve constantemente hasta que el arroz haya absorbido casi todo el líquido.
  • Repite el paso anterior, añadiendo el caldo poco a poco y removiendo constantemente, hasta que el arroz esté cocido al dente (unos 18-20 minutos).
  • Retira la sartén del fuego y añade el queso parmesano, el queso gorgonzola o azul, y el resto de la mantequilla. Revuelve suavemente hasta que los quesos se hayan fundido y el risotto tenga una textura cremosa.
  • Sazona con sal y pimienta negra al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir.