recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto nero

El risotto nero es una delicia culinaria que te dejará sin palabras. Con su sabor a marisco intenso y su textura cremosa y suave, este plato es una explosión de sabores que no te puedes perder.

Ingredientes del Risotto Nero

¡Vamos a echar un vistazo a los ingredientes que necesitas para preparar este delicioso risotto nero! Personalmente, me encanta cocinar con arroz Carnaroli, pero si no lo tienes a mano, el Arborio también funciona bien.

  • Arroz para risotto – Como mencioné, yo prefiero usar arroz Carnaroli, pero el Arborio también da buenos resultados. ¡A mí me encanta el Carnaroli por su textura cremosa!
  • Tinta de calamar – Asegúrate de comprar tinta de calamar de buena calidad para obtener el mejor sabor y color. Si no encuentras tinta de calamar, puedes utilizar tinta de sepia como alternativa. Yo siempre digo: ¡mejor calidad, mejor sabor!
  • Caldo de pescado – Puedes hacer tu propio caldo casero o utilizar un caldo comercial de buena calidad. ¡El caldo es la base del sabor de tu risotto! Si quieres ahorrar tiempo, opta por un caldo de buena calidad en lugar de hacerlo tú mismo. Mi truco: ¡siempre tengo caldo congelado a mano!
  • Cebolla y ajo – Pica finamente la cebolla y el ajo para crear un sofrito sabroso que será la base de tu risotto. No te olvides de sofreír bien la cebolla para que esté transparente y suave.
  • Vino blanco – El vino blanco seco ayuda a dar sabor al arroz. Si prefieres no usar alcohol, puedes omitirlo y añadir un poco más de caldo en su lugar. ¡Aunque yo siempre recomiendo usar vino para obtener el mejor sabor! Mi consejo: ¡utiliza un vino que también te guste beber!
  • Queso parmesano – Utiliza un buen queso parmesano rallado para dar sabor y cremosidad a tu risotto. Si no tienes parmesano, puedes usar otro queso duro como el pecorino o el grana padano. ¡Un buen queso hace una gran diferencia!
Risotto nero

Preparación del caldo de pescado

¡Vamos a preparar el caldo de pescado perfecto para nuestro risotto nero! Personalmente, siempre prefiero hacer mi propio caldo casero, ya que le da un sabor inigualable al risotto.

Pero si estás corto de tiempo, no te preocupes, también puedes usar un caldo comercial de buena calidad.

Para hacer el caldo de pescado casero, solo necesitas algunos ingredientes básicos como cabezas y espinas de pescado, cebolla, ajo, zanahoria, apio y hierbas aromáticas. Ponlos todos en una olla grande, cúbrelos con agua fría y déjalos hervir a fuego lento durante unos 30 minutos. Después, cuela el caldo y resérvalo para usar en tu risotto.

Si prefieres usar un caldo comercial, asegúrate de elegir uno que sea natural y no contenga conservantes ni sabores artificiales. ¡Tu risotto te lo agradecerá!

Una vez que tengas tu caldo listo, puedes utilizarlo para cocinar el risotto o congelarlo para usar en otra ocasión. También puedes agregar un poco de vino blanco o pasta de tomate al caldo para darle un sabor aún más intenso.

Y cuando sirvas tu risotto nero, no olvides acompañarlo con un poco de queso parmesano recién rallado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Elaboración del Risotto

¡Vamos a preparar un delicioso risotto nero juntos! Este plato es uno de mis favoritos, ya que combina el sabor del mar con la cremosidad del risotto. Sigue mis pasos y te aseguro que quedará perfecto.

Recuerdo la primera vez que probé el risotto nero en un pequeño restaurante italiano en mi ciudad. Me enamoré de su color único y su sabor a mar. Desde entonces, he estado experimentando con diferentes recetas hasta encontrar la perfecta.

  1. Comenzamos con el sofrito de la cebolla y el ajo. En una cacerola a fuego medio, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla picada. Sofríela hasta que esté transparente y luego añade el ajo picado. Cocínalo durante un minuto más, removiendo constantemente para evitar que se queme. ¡El aroma que desprenderá te encantará!

  2. A continuación, tostaremos el arroz. Añade el arroz a la cacerola y remuévelo para que se impregne bien del aceite. Cocínalo durante 1-2 minutos, hasta que el arroz esté ligeramente tostado. Luego, vierte el vino blanco y deja que se evapore por completo. ¡Verás cómo el arroz absorbe el sabor del vino!

  3. Ahora viene la parte más importante: la incorporación gradual del caldo y la tinta de calamar. Añade una ladelada de caldo caliente y la tinta de calamar a la cacerola. Remueve constantemente hasta que el arroz haya absorbido casi todo el líquido. Repite este paso, añadiendo caldo gradualmente y removiendo constantemente, hasta que el arroz esté cocido al dente. ¡Este proceso le dará a tu risotto su textura cremosa y deliciosa!

  4. Para lograr la cremosidad característica del risotto, es importante remover constantemente y añadir el caldo poco a poco. Además, al final de la cocción, puedes añadir un poco de mantequilla o queso parmesano rallado para darle un toque extra de sabor. ¡Tu risotto nero estará listo para impresionar a tus invitados!

¡Y ya está! Tu risotto nero estará listo para servir. Puedes decorarlo con un poco de perejil fresco y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. También puedes acompañarlo con una ensalada verde o un trozo de pan crujiente.

Si quieres variar el sabor, puedes añadir algunos mariscos, como gambas o mejillones, durante la cocción del risotto. Otra opción es sustituir la tinta de calamar por tinta de sepia o incluso por pimentón para darle un toque diferente.

Risotto nero

¡Estás a punto de terminar tu delicioso risotto nero! Solo quedan unos pasos más para que puedas disfrutar de este plato italiano con un toque de mar.

Recuerdo la primera vez que preparé este risotto en casa. Estaba un poco nerviosa porque no quería que se me pasara el punto del arroz, pero seguí los pasos al pie de la letra y ¡salió perfecto!

Ahora, vamos a integrar el queso parmesano rallado en el risotto. Mezcla bien hasta que se haya incorporado por completo. Yo suelo usar queso parmesano reggiano, pero puedes usar cualquier variedad de queso parmesano que prefieras. ¡El queso le dará a tu risotto un sabor y una textura increíbles!

Deja reposar el risotto durante unos minutos antes de servirlo. Esto ayudará a que los sabores se mezclen y a que el arroz se termine de cocinar. Además, el risotto se volverá más cremoso y suave. ¡No te saltes este paso, te lo prometo!

Para emplatar el risotto, sirve en platos hondos y decóralo con un poco de perejil fresco picado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. También puedes añadir unas rodajas de limón para darle un toque de acidez. Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes espolvorear un poco de pimienta negra recién molida.

¡Y listo! Ya puedes disfrutar de tu auténtico risotto nero. ¡Buen provecho!

¿Quieres acompañarlo con algo más? Este risotto combina perfectamente con una ensalada verde o un trozo de pan crujiente.

Receta

Risotto Nero

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un plato italiano con un toque de mar y un color único: el risotto nero.

Ingredientes

  • 350 g de arroz Carnaroli o Arborio
  • 4 cucharadas de tinta de calamar
  • 1 litro de caldo de pescado casero o comercial
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 120 ml de vino blanco seco
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra al gusto

Instrucciones paso a paso

  • Prepara el caldo de pescado casero siguiendo las instrucciones que tienes arriba, o utiliza un caldo comercial de buena calidad. Mantén el caldo caliente a fuego lento mientras preparas el risotto.
  • Pica finamente la cebolla y el ajo. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande y sofríe la cebolla hasta que esté transparente y suave.
  • Agrega el ajo picado a la sartén y sofríe durante 1 minuto más. A continuación, añade el arroz y tuesta durante 2-3 minutos, revolviendo constantemente para que el arroz se cubra con el aceite y tome un ligero tono tostado.
  • Vierte el vino blanco en la sartén y deja que se evapore por completo. A continuación, añade un cucharón de caldo caliente y mezcla bien.
  • Cuando el arroz haya absorbido casi todo el caldo, añade otro cucharón y repite el proceso. Continúa agregando caldo y removiendo hasta que el arroz esté casi cocido, alrededor de 18-20 minutos.
  • Incorpora la tinta de calamar y mezcla bien. Continúa añadiendo caldo y removiendo hasta que el arroz esté cocido y tenga una textura cremosa.
  • Retira la sartén del fuego y añade el queso parmesano rallado. Mezcla bien hasta que el queso se haya incorporado por completo.
  • Deja reposar el risotto durante 2-3 minutos antes de servir para que los sabores se asienten y la textura sea aún más cremosa.

Notas:

  • Si no encuentras tinta de calamar, puedes utilizar tinta de sepia como alternativa.
  • Para obtener el mejor sabor, utiliza un buen queso parmesano rallado.
  • Si prefieres no usar alcohol, puedes omitir el vino blanco y añadir un poco más de caldo en su lugar.
  • Sirve el risotto nero caliente y decora con un poco de perejil fresco picado, si lo deseas.