recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto de sepia

Este risotto de sepia es una verdadera delicia para los sentidos. Preparado con arroz arborio, cebolla, ajo y sepia tierna, este plato es una explosión de sabores y texturas en tu boca.

Su cremosidad y el toque ahumado de la sepia lo convierten en el acompañamiento perfecto para una cena especial.

Ingredientes necesarios

Para preparar este delicioso risotto de sepia, te presento los ingredientes que necesitarás. Personalmente, prefiero usar arroz arborio de buena calidad, ya que absorbe mejor los sabores.

También puedes optar por sepia fresca o congelada, según tu preferencia o lo que tengas disponible en el mercado.

  • Arroz arborio - 350 g (preferiblemente de buena calidad)
  • Sepia - 500 g (fresca o congelada)
  • Caldo de pescado - 1 litro (mejor si es casero o de buena calidad)
  • Cebolla - 1 cebolla pequeña
  • Ajo - 2 dientes (ajusta la cantidad según tu gusto)
  • Vino blanco - 100 ml
  • Mantequilla - 50 g
  • Parmesano rallado - 50 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra
  • Perejil fresco

Risotto de sepia

Preparación de la sepia

¡Comencemos con el ingrediente estrella de nuestro risotto de sepia! La sepia es un manjar del mar que merece ser tratado con cariño.

Empezaremos limpiándola y cortándola en trozos.Si no estás seguro de cómo limpiar la sepia, no te preocupes, ¡es más fácil de lo que parece!

Solo tienes que retirar la bolsa de tinta, el osículo y las aletas. Una vez limpia, córtala en trozos pequeños para que se cocine uniformemente.

Para potenciar su sabor, te recomiendo marinar la sepia en un poco de aceite de oliva, ajo y perejil durante al menos 30 minutos. Este paso es opcional, pero créeme, ¡vale la pena! Además, si te sobra sepia marinada, puedes usarla como tapita o para hacer un delicioso salteado.

Elaboración del risotto: ¡conviértete en un experto!

Ahora que ya tenemos nuestros ingredientes listos y la sepia limpia y cortada, ¡es hora de ponernos manos a la obra con la elaboración del risotto!

Si te preguntas por qué elegí el arroz arborio, es porque personalmente creo que es el mejor para absorber los sabores y conseguir esa cremosidad tan característica del risotto.

Comienza tostando el arroz en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Esto ayuda a sellar los granos y evitar que se peguen durante la cocción. Mientras tanto, calienta el caldo de pescado en un cazo a fuego medio para que esté listo cuando lo necesitemos.

Risotto de sepia

Una vez que el arroz esté ligeramente tostado, añade la sepia y el caldo de pescado poco a poco, removiendo constantemente para que los sabores se integren perfectamente. Recuerda, ¡la paciencia es clave para un risotto perfecto!

Mi truco personal para conseguir una textura cremosa es añadir una cucharada de mantequilla y queso parmesano rallado justo antes de retirar el risotto del fuego. ¡Es una delicia!

Receta

Risotto de sepia

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un plato italiano con un toque marino que conquistará a tus comensales.

Ingredientes

  • 350 g de arroz arborio
  • 500 g de sepia
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de parmesano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra
  • Perejil fresco

Instrucciones paso a paso

  • Empieza limpiando y cortando la sepia en trozos pequeños. Reserva.
  • En una cazuela amplia, sofríe la cebolla y el ajo picados en aceite de oliva hasta que estén transparentes.
  • Agrega la sepia y saltea durante unos minutos. Añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol.
  • Incorpora el arroz y tuéstalo durante 1-2 minutos, removiendo constantemente para que se impregne bien de los sabores.
  • Ve añadiendo el caldo de pescado caliente poco a poco, sin dejar de remover, y espera a que el arroz lo absorba antes de añadir más.
  • Cuando el arroz esté casi listo (al dente), añade la mantequilla y el parmesano rallado, removiendo suavemente hasta que se integren.
  • Sazona con sal y pimienta negra al gusto, y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir.