recetarisotto.es

Recetas paso a paso

Risotto de pollo y champiñones

Este risotto de pollo y champiñones es una delicia cremosa y sabrosa que te dejará con ganas de más. Con su textura suave y mantecosa, es como una sinfonía de sabores en tu boca. ¡No te pierdas la oportunidad de probarlo!

Ingredientes necesarios

Para elaborar este delicioso risotto de pollo y champiñones, necesitarás reunir los siguientes ingredientes:

  • Arroz arborio - 300 g. ¡Este tipo de arroz es perfecto para risottos, ya que absorbe bien los sabores y queda cremoso!
  • Pechuga de pollo - 250 g. Puedes cortarla en dados o tiras, según tu preferencia.
  • Champiñones - 200 g. Yo suelo usar champiñones frescos, pero si no tienes a mano, también puedes usar champiñones en conserva.
  • Cebolla - 1 unidad (mediana). La cebolla le dará un toque de sabor a nuestro sofrito.
  • Caldo de pollo - 1 litro. Puedes usar caldo casero o comprado, ¡lo importante es que esté bien caliente!
  • Mantequilla - 50 g. La mantequilla le dará una textura cremosa y suave a nuestro risotto.
  • Queso parmesano rallado - 50 g. ¡El queso parmesano es esencial para darle sabor a nuestro risotto!
  • Aceite de oliva virgen extra - 2 cucharadas. El aceite de oliva le dará un toque de sabor a nuestro sofrito.
  • Sal y pimienta al gusto. Recuerda sazonar bien el pollo antes de cocinarlo.
Risotto de pollo y champiñones

Preparación del risotto de pollo y champiñones

Este plato es un clásico de la cocina italiana y es más fácil de preparar de lo que piensas. Sigue estos pasos y tendrás un risotto cremoso y sabroso en menos de 40 minutos.

  1. Comienza por seleccionar y limpiar los champiñones. Asegúrate de quitarles cualquier resto de tierra o suciedad. Luego, córtalos en láminas finas y resérvalos.

  2. Corta la pechuga de pollo en dados y sazónalos con sal y pimienta negra al gusto. ¡El pollo le dará un toque de proteína y sabor a nuestro risotto!

  3. Ahora vamos a preparar el sofrito, que es la base aromática de nuestro risotto. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla picada. Sofríela hasta que esté transparente. Luego, agrega el pollo y cocínalo hasta que esté dorado por todos los lados. Retira el pollo y resérvalo.

  4. En la misma sartén, añade los champiñones y cocínalos hasta que suelten su jugo y estén tiernos. Esto le dará un sabor increíble a nuestro risotto.

  5. Ahora es el momento de incorporar el arroz arborio. Sofríelo durante 1-2 minutos, hasta que esté ligeramente tostado. Esto ayudará a que el arroz absorba mejor los sabores y quede más cremoso.

  6. Añade una taza de caldo de pollo caliente al arroz y cocínalo a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que el caldo se absorba por completo. Continúa agregando caldo, una taza a la vez, y cocinando el arroz hasta que esté tierno y cremoso, aproximadamente 20 minutos. ¡No te olvides de remover constantemente para evitar que el arroz se pegue al fondo de la sartén!

  7. Una vez que el arroz esté cocido, añade la mantequilla y el queso parmesano, y mezcla bien hasta que se incorporen por completo. Esto le dará una textura cremosa y un sabor delicioso a nuestro risotto.

  8. Por último, incorpora el pollo reservado a la sartén y mezcla suavemente para combinar todos los ingredientes. ¡Tu risotto de pollo y champiñones está listo para servir!

Risotto de pollo y champiñones

Receta

Risotto de pollo y champiñones

Tiempo de preparación: 30 minutos

Un clásico de la cocina italiana con un toque de sabor casero.

Ingredientes

  • 300 g de arroz arborio
  • 250 g de pechuga de pollo
  • 200 g de champiñones
  • 1 cebolla mediana
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones paso a paso

  • Comienza preparando el caldo de pollo y mantenlo caliente a fuego lento mientras cocinas el risotto.
  • Limpia los champiñones y córtalos en láminas finas. Pica la cebolla y el pollo en dados pequeños.
  • En una sartén amplia, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla hasta que esté transparente. Añade el pollo y cocínalo hasta que esté dorado. Incorpora los champiñones y saltea durante unos minutos.
  • Agrega el arroz al sofrito y remuévelo para que se impregne bien del aceite y los sabores. Cuando el arroz esté ligeramente tostado, añade una cucharada de caldo de pollo y deja que se absorba.
  • Continúa añadiendo el caldo de pollo poco a poco, removiendo constantemente y esperando a que se absorba antes de añadir más. Este proceso puede tardar unos 18-20 minutos.
  • Cuando el arroz esté casi listo (al dente), añade la mantequilla y el queso parmesano, removiendo suavemente hasta que se integren completamente.
  • Sazona con sal y pimienta al gusto y sirve inmediatamente para disfrutar de su textura cremosa y delicioso sabor.